¿Qué puede pasar ahora?

què pot passar_peque

Hoy por hoy las consecuencias son impredecibles dado que podríamos estar ante una trama de dimensiones gigantescas, incluyendo la presunta financiación irregular del Partido Popular de la Comunidad Valenciana. Políticamente podría debilitar mucho al PP hasta el punto de impedir cualquier pacto postelectoral.

El presidente Fabra se reunió con Rus en Xàtiva el mismo día que se publicó que Esquerra Unida había hecho entrega a la Fiscalía de las grabaciones.

Al día siguiente de conocer el contenido de las grabaciones, el 2 de mayo, el Partido Popular suspendió cautelarmente de militancia a Alfonso Rus. Diez días después, Rus anunciaba su renuncia temporal como presidente de la Diputación de Valencia para delegarla en el vicepresidente primero.

Entretanto, el 6 de mayo la llamada ‘trama Rus’ salpicaba también a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, amiga declarada de Rus y personaje fuerte del PP valenciano. La publicación de nuevas conversaciones grabadas por Marcos Benavent revelaron que el Ayuntamiento de Valencia contrataba presuntamente servicios con empresas vinculadas a un sobrino de la alcaldesa.

Dichas grabaciones apuntan a supuestos amaños en la adjudicación de contratos públicos municipales y al reparto de comisiones entre algún miembro del equipo de gobierno local; en concreto se menciona a la ex concejal del PP María José Alcón, esposa del exvicealcalde de Valencia Alfonso Grau (quien dimitió tras ser procesado en el caso Nóos). Poco después de ligarse públicamente el nombre de Alcón a la presunta trama, ésta era apartada de la lista electoral local del PP en la que concurría por Valencia, y el 15 de mayo era destituida como asesora de Alcaldía, cargo que ocupaba todavía a pesar del escándalo.

El lunes 18 de mayo, el vicepresidente de la Diputación de Valencia y uno de los presuntos cabecillas de la trama, Máximo Caturla, presentaba su dimisión, renuncia que se producía después de que el PP aceptara su suspensión cautelar de militancia y lo apartara del partido, igual que había hecho con Alfonso Rus y la exedil Alcón. Paradójicamente, ese mismo día se hacía público que Rus prorrogaba hasta el 26 de mayo (tras las Elecciones) la delegación de sus funciones como presidente de la Diputación, plazo que inicialmente acababa el día 20.

Entretanto, la oposición en bloque de la Diputación de Valencia decidía abandonar la comisión de investigación sobre las presuntas irregularidades en Imelsa  para “no hacerle el juego” al presidente del Partido Popular valenciano, Alberto Fabra. La diputada Rosa Pérez Garijo aseguraba que dicha comisión era “una auténtica pantomima”  porque los comparecientes previstos no tenían “obligación de decir la verdad”, y que “afortunadamente este caso está en manos de la justícia”, que será la que haga “la investigación pertinente”.

Hasta el momento, Rus sigue retando al PP manteniéndose en la Alcaldía de Xátiva y como cabeza de lista local con posibilidad de renovar. Además amenaza con ‘contar cosas’ tras las elecciones sobre una presunta trama que, en gran medida, vincula a lo que considera ‘fuego amigo’.

Las últimas revelaciones del caso señalan que la presunta trama pudo servir, incluso, para financiar ilegalmente al PP valenciano. La dimensión delictiva que supuestamente habría alcanzado el ‘Dipugate’, sumado a las críticas dirigidas a Alberto Fabra por su manifiesta incapacidad para depurar responsabilidades, ponen contra las cuerdas al partido en la Comunidad Valenciana.

> RUS, ALCALDE DE XÀTIVA <                                              > VUELVE Al INICIO <

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s